608 62 1881

Desde el año pasado y por primera vez, fue posible comenzar a invertir con agua en Wall Street a través de contratos de futuros. Normalmente este tipo de cotización es reservada solamente para materias primas como el petróleo o los metales preciosos, el agua se convirtió en el último activo en incorporarse al mercado financiero. 

Tal vez os preguntéis, ¿qué significa esta nueva forma de invertir? En resumidas cuentas, quiere decir que los agricultores, inversores y municipios apostarán por el precio futuro del agua, un recurso que se está volviendo cada vez más escaso en el mundo.

¿Cuál es el origen de esta incorporación?

Se dice que el principio de todo se remonta a 2016, cuando California experimentó una de las peores sequías en la historia. Más de 100 millones de árboles murieron y se perdieron miles de millones de dólares en agricultura. Los agricultores de todo el estado necesitaban más agua para sus cultivos, pero su precio se volvía cada vez más alto y más incierto debido a la escasez.

Desde ese entonces este ha sido un problema recurrente y creciente para los agricultores del estado, especialmente los de la zona del sur de California. De por sí esta zona ha sido muy seca, pero como resultado del cambio climático, la situación ha empeorado significativamente. 

Como resultado, en un intento de abordar la situación de escasez de agua, la Bolsa Mercantil de Chicago, por primera vez, permitió a los inversores negociar el agua como un producto básico en el mercado de valores. Algunos aseguran que comenzar a negociar el agua como un producto básico puede ayudar de cierta forma a mejorar la situación de crisis del agua en California, pero a su vez muchos otros resultan muy escépticos sobre la medida.

Un recurso cada vez más escaso

Un estudio publicado por la revista Earth’s Future y que fue destacado por la Universidad de Harvard asegura que para 2071, casi la mitad de los 204 fosos de agua dulce de Estados Unidos podrían no contar con suficientes reservas para asumir la demanda mensual de agua del país. Esta proyección de futura escasez basa sus argumentos en dos factores clave: el constante y creciente aumento de la demanda a medida que aumenta la población humana que vive en los Estados Unidos y disminución de la oferta del recurso debido al cambio climático. 

Lo cierto es que Estados Unidos se está quedando sin agua y Wall Street ahora está apostando sobre cómo se desarrollará la escasez futura. Desde el año pasado, los inversores, agricultores y municipios pueden apostar por el precio futuro del agua por primera vez, cotizando bajo el ticker (NQH2O) en el Nasdaq Veles California Water Index.

Protección ante la escasez de agua

Ahora, con este desarrollo, aquellos que necesiten comprar agua adicional en un año seco, es decir, cuando los precios suelen ser más caros, pueden apostar en contratos de futuros para contrapesar los precios más altos que podrían tener que asumir en el mercado del agua en el futuro. Agricultores, fondos y hasta municipios podrán cubrirse las espaldas ante las subidas y bajadas en el precio del agua. Según CME Group, estas cotizaciones permitirán una mayor gestión del riesgo asociado a las sequías.

Si bien es verdad que el índice se rige con base en la variación del precio de las principales fosas fluviales de California, donde la sequía y escasez del agua ha ido aumentando año a año, se prevé que este valor será el utilizado como referente para el resto del mercado del agua.

¿Cómo funciona esta cotización?

Estos contratos de futuros son meramente financieros, es decir, no significan una entrega física de agua. Como hemos mencionado anteriormente, los precios semanales se basan en el promedio resultante de las 5 principales cuencas de California y el objetivo de este nuevo índice es no tener que depender de una estimación a ojo del precio que tendrá en un futuro el agua, sino basarse en las expectativas de los principales factores influyentes de este mercado.

A nivel mundial, Estados Unidos y China son los mayores consumidores de agua y, según la Organización de Naciones Unidas, en el resto del mundo habitan unos 2.000 millones de personas que actualmente viven en países con grandes problemas de acceso al agua. Sin duda, la explotación masiva de este recurso por parte del sector primario, la contaminación, y el consumo humano han conducido a que este necesario recurso sea cada vez más escaso.

Si quieres recibir más información sobre el agua de Manantial de Sant Hilari o tienes alguna consulta relacionada a nuestros dispensadores de Agua Mineral Natural a domicilio, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro Formulario.